segunda-feira, 14 de setembro de 2009

Los bahá´í piden socorro en Asturias

La comunidad denuncia ante la Junta General del Principado la persecución religiosa y política que sufre en Irán

Oviedo, Sara ARIAS

La comunidad bahá'í en Asturias pide ayuda para sacudirse la opresión del régimen iraní. Sus representantes en Asturias se reunieron ayer en la Junta General del Principado con los portavoces de Cooperación Internacional de los grupos parlamentarios PSOE, PP e IU-BA-LV para abordar la persecución que esta comunidad sufre en Irán por el régimen político y religioso imperante en el país. El encuentro con los representantes políticos ha sido solicitado por los miembros bahá'í para denunciar la persecución a la que están sometidos 300.000 seguidores de esta religión en el país persa.

Covadonga García Priesca es una bahá'í asturiana y estaba entre los presentes en la comparecencia con los grupos políticos. García Priesca relató que «las persecuciones son de todo tipo, no se les permite la educación, se les confiscan bienes, largos y agresivos interrogatorios, no pueden trabajar en puestos públicos ni privados porque se les cierran los negocios o a los musulmanes con los que establecen relaciones laborales se les persigue; educan a la sociedad musulmana para que nos discrimine».

Esta reunión «sirvió de mucho», en palabras de Vafa Massarrat, otro de los bahá'ís asistentes. «Hemos sentido que se nos ha escuchado con interés y con mucha voluntad de que esto salga adelante y se pueda difundir», comentaba satisfecho. García Priesca añadió: «Se ha entendido que es un problema de derechos humanos, una lucha de la humanidad que todos somos responsables de solventar».

Los bahá'ís de Asturias no es la primera vez que obtienen apoyo por parte del Parlamento del Principado. Ya en el año 2007 la Cámara asturiana realizó una declaración institucional en la que manifestaba su apoyo y denunciaba la privación de derechos sociales que sufren los bahá'ís. También el Gobierno español presentó una proposición no de ley. Además, los servicios exteriores se han interesado por la situación ante las autoridades iraníes, realizan gestiones diplomáticas y han contactado con Shirin Ebadi, premio Nobel de la Paz y abogada del grupo de siete bahá'ís que permanecen encarcelados. La comunidad bahá'í también recibe apoyo por parte de otras instituciones. La Unión Europea y las Naciones Unidas ya han tomado cartas en el asunto a través de diversos estudios, como el que realizó la Fundación Europea por la Democracia, en el que se revela que los bahá'ís de Irán podrían ser víctimas de un genocidio. Todas estas medidas por parte de las instituciones gubernamentales, sumadas a la labor que realizan las comunidades bahá'ís en todo el mundo, pueden ayudar a que se respeten sus derechos en el régimen instaurado por Jomeini en Irán.

-----------------------------
Fonte: La Nueva España

2 comentários:

Marlene Oliveira disse...

Slegs verstaan in die Portugees. Jammer!

Marco disse...

O meu Afrikaans também anda pelas ruas da amargura...
:-)