terça-feira, 12 de junho de 2007

Los baha'is denuncian un aumento de los ataques a ancianos y niños de su comunidad en Irán

MADRID, 8 (EUROPA PRESS) - Los representantes en España de la comunidad baha'i aseguraron hoy que las autoridades de Irán han incrementado sus ataques a los seguidores de esta fe, incluidos los ancianos y niños, a fin de "aterrorizarles" y de "bloquear el progreso social, económico y cultural de esta inocente minoría religiosa".

Los informes y documentos filtrados procedentes de Irán durante los últimos seis meses indican que el Gobierno está realizando "un esfuerzo calculado y extenso por mantener y aumentar paulatinamente la persecución a los baha'is iraníes", afirmó la representación española en un comunicado.

Además de estos ataques, prosiguió, se ha registrado un aumento de la presión para privar a los baha'is de sus medios de vida y de las descalificaciones contra sus partidarios a través de los medios de comunicación oficiales.

"Lo más grave de la situación es que los incidentes más recientes tienen su origen, se provocan y se organizan metódicamente en el Ministerio de Información iraní, al objeto de aterrorizar a los baha'is y dejarles vulnerables físicamente, además de inyectarles la inseguridad social y laboral", declaró la representante de la Comunidad Internacional Baha'i ante las Naciones Unidas, Bani Dogal.

Según la comunidad, "la intención es clara: separar a los baha'is iraníes de sus conciudadanos diseminando la sospecha, la desconfianza e incluso el odio, con el fin de que el progreso social, económico y cultural de esta inocente minoría religiosa continúe bloqueado y su vida comunitaria desestabilizada".

Aparte, el comunicado denuncia que se han registrado nuevos incidentes de abuso y discriminación contra los estudiantes baha'is y los niños. "La tendencia acumulativa en la persecución es de una naturaleza claramente abominable, lo que hace aumentar la grave preocupación de los baha'is de todo el mundo", comentó Bani Dugal.

La fe baha'i --que cuenta con 300.000 adeptos en Irán-- fue fundada en los años sesenta del siglo XIX por el aristócrata Bahaulá (1817-1892), quien se presentó como el nuevo enviado de Dios con la misión de crear una nueva religión. Según Bahaulá, todas las religiones existentes forman parte de una sola, todos los fundadores de religiones son iguales en rango y distinción y cada uno de ellos es portador de un mensaje adaptado a su momento histórico y a la sociedad en que desarrolló su misión.

Entre sus principios, la comunidad baha'i defiende una nueva sociedad humana basada en la justicia y el respeto a la diversidad y pretende, entre otras cosas, la supresión de los prejuicios basados en diferencias de credo, color, género o clase, el desarme de los Estados, la atención a las necesidades de los más pobres, la creación de un tribunal mundial de justicia, la adopción de un idioma internacional auxiliar, la universalización de la educación y el fomento de las artes y el conocimiento.

En Irán están toleradas otras religiones anteriores al Islam, como el judaísmo, el zoroastrismo y el cristianismo, pero están prohibidas las llamadas "religiones nuevas", como la baha'i, ya que para las autoridades iraníes Mahoma es el último profeta de Dios y cualquier nuevo profeta es, por ello, un hereje y un apóstata a quien se debe combatir.

---------------------------------------------------
Publicado no Yahoo-España e no BWNS.

5 comentários:

João Moutinho disse...

Antes de mais, temos para com os Bahá'ís Egípcios ou iranianos.
E depois temos de nos mexer, como fazem os espanhóis ou o autor do Blog "Povo de Bahá".
A ver se o mundo acorda de vez.
"A trombeta" já tocou!

Marco disse...

Temos o quê para com os Baha'is iranianos e egípcios?

dina disse...

responder às mensagens e dizer por onde anda dava jeito :)
boas marchas

Marco disse...

Dina,
Tou de férias!
:-)

João Moutinho disse...

Antes de mais o que temos é um não visualizador das imagens que enviamos, e depois destas coisas.
Resta-me a consolação de considerar que segui as linhas de arte moderna. Isto é deixo aos utentes a possibilidade de imaginarem o que eu pretendo escrever.
Mais concretamente o primeira parágrafo terminaria "uma dívida de gratidão".